Elvis, el rey del rock and roll y de la vida pet friendly

Elvis, el rey del rock and roll y de la vida pet friendly

Los perros de Elvis

Hace 86 años atrás nacía Elvis Presley. Quizás algunos lo reconozcan por sus movimientos de caderas y otros por su pelo engominado, pero su verdadera importancia reside en su estilo único y juvenil que revolucionó por completo al género que hoy conocemos como rock and roll.

Gracias a la versatilidad de su voz y habilidades con la guitarra, no solo se lo considera el creador del “rockability”, uno de los subgéneros del rock and roll, sino también el impulsor de la música afroamericana. Se convirtió en un ícono cultural y modelo a seguir de muchos de los cantantes que conocemos hoy en día.

Además de la música, el Rey tenía otra gran pasión y esta era los animales. A lo largo de su vida estuvo acompañado de perros, gatos, caballos y hasta chimpancés.

Los perros de Elvis

Durante su estancia en el ejército norteamericano en Alemania, Elvis tuvo un Caniche llamado Champagne. También le regaló a su madre Gladys dos caniches: SweetPea y Duke (por John Wayne).

Más tarde, su mansión de Graceland en Memphis fue hogar de muchos amigos perrunos: un Mastín del Pirineo llamado Muffin, un Basset Hound llamado Sherlock, un Pomeranian (Edmund), dos Caniches y en los años setenta, un Chow Chow llamado Get Low.

También en los sesenta, Elvis le regaló a Priscilla dos perros de raza grandanés, se llamaban  Snoopy y Brutus. Lo más interesante es que  Brutus tuvo su salto a la fama cuando apareció como Albert en la película de 1968 “Live a Little, Love a Little” . Después de que la pareja se divorciara, Brutus murió y  Snoopy se convirtió en el fiel compañero de de su hija Lisa Marie.

El amor

Como todo buen galán, Elvis no dudó en que sus novias también disfrutarán del amor de las mascotas. A una de sus primeras novias, Anita Wood, le regaló un Caniche Toy llamado Little Bit, y a Linda Thompson, una de sus últimas, le regaló un Maltés llamado Foxhugh.

Puede que su gran amor por los perros haya quedado registrado en uno de sus mayores éxitos, que hasta el día de hoy se la consagra como una de las canciones más importantes de la música. De hecho, la revista Rolling Stone la consideró como una de las 500 mejores canciones de todos los tiempos. Estamos hablando de “Hound dog”, que en español significa perro de caza. Claro está que en la canción no habla de perros, pero el hecho de que le haya puesto ese título nos hace pensar que tenían un rol importante en su vida. 

Los caballos también fueron una constante en la vida del Rey, quien llegó a tener veinte en total. El primero se lo regaló a Priscilla y se llamaba Domino. Pero su favorito fue Rising Star, a quien luego de comprarlo le construyó un gran establo que lo llamó “The house of the Rising Star” en honor a la canción de The Animals. Fue tan importante en su vida que, cuando murió, lo enterró junto a las tumbas de sus padres, sus abuelos y su hermano gemelo. 

Elvis: una vida muy pet friendly

Vida muy pet friendly

Pero no solamente nos podemos centrar en los perros de Elvis. Otras de sus mascotas fueron, Scatter el chimpancé, con quien se divertía muchísimo porque tenía la mala costumbre de mirar a las invitadas de Graceland  por debajo de sus faldas, y sus dos gatos Dluff y Wendell, quienes adoraban descansar en el cuello del cantante. 

Muy pet friendly. Los gatos y los perros de Elvis.

Elvis Presley además de quedar en la memoria por su música inigualable, también lo hará por el amor incondicional que tenía por los animales. El Rey del Rock and Roll es uno más que se suma a la gran lista de famosos pet friendly y en su cumpleaños número 86 lo celebramos con mucha felicidad. 

Anterior
El transporte público también se suma a la movida pet friendly
Siguiente publiación
¿Cómo viajar con perros y gatos en auto?