Un viaje pet friendly en motorhome

Un viaje pet friendly en motorhome

Los viajeros, Mili y Bruno

Con 25 años Mili decidió emprender un viaje de 6 meses en motorhome por la Argentina. Pero antes de comenzar su aventura tuvo que afrontar una de las decisiones más difíciles: si llevar o no a su perro Bruno, un border Collie de 2 años.

El problema era que Mili tenía planeado visitar un montón de lugares, como parques nacionales, que por desgracia no permitían la entrada de mascotas. Además, Bruno estaba acostumbrado a una vida completamente distinta. Vivía en una casa cómoda, con un jardín amplio para jugar y corretear por ahí. ¿Soportaría seis meses de viaje en un motorhome?

Pero como todo animal lover, Mili no pudo soportar la idea de separarse de su mejor amigo, así que decidió arriesgarse y sumó a Bruno a la aventura.

Mili nos mantuvo al tanto durante todo su recorrido, enviándonos imágenes y contando su asombrosa historia que, luego, publicamos todo los domingos en nuestra cuenta de Instagram con el hashtag #aventurasdemiliybruno.

Te invitamos a que puedas revivir en esta nota o en Instagram su alucinante aventura pet friendly en motorhome por toda la Argentina.

El viaje empieza con el pie izquierdo

Viaje Pet Friendly

La verdad es que los primeros días fueron un desastre. No había pasado ni una semana y Mili ya quería mandarlo devuelta a Buenos Aires.  Se puede decir que todos sus miedos se habían vuelto realidad.

La primera parada fue la  casa de la prima de Mili en Córdoba.  Bruno no estaba acostumbrado a estar  con correa, pero Mili no tuvo más opción que atarlo porque la casa, a pesar de estar en un barrio cerrado, no tenía cercos.

Pero como todo border collie inquieto, cuando nadie lo estaba mirando, Bruno se escapó. Desesperada Milli lo buscó por todos lados, pero en el fondo sabía que no  podía irse muy lejos, porque después de todo estaban en un country cerrado.

Mili no pudo haber estado más errada. Bruno había logrado escaparse del country y estaba caminando solito por la ruta. Después de horas y horas de buscarlo, el marido de su prima finalmente lo encontró y Mili no pudo estar más aliviada.

Igual ese alivio no duró mucho, porque al tercer día volvió a escaparse! Igual esta vez sabían dónde buscarlo y,  después de un ratito, lo encontraron de nuevo merodeando por la ruta.

Mili comenzó a preocuparse por el destino de su viaje. No podía estar todo el tiempo con miedo de que Bruno se escapara y menos tener a toda su familia buscándolo cuando sucedía. Pero sus hermanos, también amantes de las mascotas, la incentivaron a que le dé otra oportunidad. La realidad es que los dos tenían que entender que el motorhome se había convertido en su casa y que tendrían que acostumbrarse.

Después de una buena charla con Bruno, las preocupaciones de Mili fueron disminuyendo. Cada vez que lo dejaba correr libremente por un lugar amplio, después de  15 o 20 minutos, Bruno aparecía para avisarle a Mili que seguía en la zona y, cuando se iban, solo necesitaba de un llamado para que aparezca corriendo, dispuesto a subirse una vez más al motorhome.  

Loco por las ovejas

Viaje Pet Friendly

Los border collies son conocidos por ser pastores. Aman arrear las ovejas y no paran hasta cumplir su objetivo. Mili ya estaba al tanto de esta necesidad innata de Bruno y lo había comprobado en el campo de unos amigos. También sabía que esto podía ser un  problema en su viaje.

Por suerte, no se cruzaron con ninguna hasta que llegaron a Purmamarca, Jujuy.  Estaban en un mirador y Mili se puso a charlar con otra turista. De un momento a otro, Bruno desapareció de su vista. No sabía en dónde estaba, hasta que un chico le dice  “¿no será ese de allá corriendo a las ovejas?”, y definitivamente era.

Rezando para que el dueño de las ovejas no le hiciera nada, Mili se sentó a esperar a que Bruno decidiera regresar. Y tal como era esperado, una vez que terminó de arrear a todas las ovejas, volvió a los brazos de Mili.

Un perro rompecorazones

Definitivamente el que rompía el hielo era Bruno. A todos lados que iban, él se acercaba a los distintos grupos de personas y rápidamente se ganaba sus corazones.

Casi siempre, Mili se acercaba a estos grupos para ver que estuvieran cómodos con Bruno. Cuando lo hacía, empezaban a charlar, les contaba de su viaje y terminaban compartiendo mates, tardes y cenas.

 Gracias a la simpatía de Bruno, Mili pudo conocer a un montón de personas muy valiosas y hacer amistades que jamás va a olvidar.

Una experiencia pet friendly inolvidable

Viaje Pet Friendly en Motorhome

La verdad que viajar en Argentina con una mascota no es fácil. El problema no es la gente, porque la mayoría ama a los perros, sino las excursiones y visitas a monumentos o parques nacionales. 

Hace un tiempo, para cuidar la flora y la fauna de estos lugares, prohibieron la entrada de mascotas. Pero Mili tuvo la suerte de viajar en temporada baja, donde no había muchos turistas recorriendo las zonas y generalmente era ella sola haciendo las excursiones. Entonces podía contarles a los guías sobre su viaje y mostrarles a Bruno. Después de enamorarse de él y ver que se portaba bien, la dejaban hacer los recorridos acompañada de su mejor amigo.

A pesar de todo, Mili no se arrepiente de su decisión. Sabía que viajar con Bruno implicaba ciertas responsabilidades y sacrificios, pero decidió afrontarlas y, a cambio, obtuvo una de las mejores experiencias de su vida. Bruno fue más que una mascota: le dio compañía, seguridad, confianza, y sobre todo, muchas alegrías.

By Sara Infante

Anterior
Qué actividades hacer con mi perro?
Siguiente publiación
Festejos pet friendly: celebramos de vuelta a nuestros gatos ♥️

Agregar comentario

You must be logged in to post a comment.